Enlaces de Interés

Fondo Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – FNGRD



En 1984 con la creación del Fondo Nacional de Calamidades nació también Fiduprevisora, una fiduciaria constituida por Previsora S.A. Compañía de Seguros y a otras entidades públicas, con el fin de realizar el manejo y la administración de los recursos asignados para cubrir desastres.  

Sin embargo, años después sus labores se extendieron, dando el paso inicial a la creación de un sistema nacional para la atención y prevención de desastres mediante una estructura que combinaba el esquema fiduciario con conceptos de planeación, integración institucional, determinación de competencias entre las entidades públicas, creación de mecanismos de coordinación, participación de organismos no gubernamentales como la Defensa Civil, Bomberos y la Cruz Roja, sin dejar de lado la presencia de órganos de dirección al interior del Fondo para fijar los derroteros en circunstancias que implican, ante todo, capacidad de reacción ante situaciones inesperadas de difícil manejo. 

Con la expedición de la Ley 1523 de 2015, mediante la cual se crea el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres – SNGRD, se mantuvo la estructura del patrimonio autónomo, y pasó a llamarse Fondo Nacional de Gestión de Riesgo para Desastres – FNGRD. 

Los objetivos de estos recursos no solo son la negociación, obtención, recaudo, administración, inversión, gestión de instrumentos de protección financiera, sino además, la distribución de los recursos necesarios para la implementación y continuidad de la política de gestión del riesgo que incluya los procesos de conocimiento y reducción del riesgo de desastres y, por supuesto, su manejo cuando los mismos se produzcan.

El Fondo se encuentra dividido en subcuentas, cada una de ellas creada con un propósito específico así:

1. Subcuenta Principal: Creada para la atención de emergencias y desastres en general.
2. Subcuenta Desplazados: Creada para atender el fenómeno social del desplazamiento masivo de la población civil, por causas de violencia en sus distintas manifestaciones.
3. Subcuenta Bomberos: Creada con el objeto específico de fortalecer los Cuerpos de Bomberos, mediante los programas de capacitación y cofinanciación de los proyectos de dotación o recuperación de equipos especializados para la extinción de incendios o la atención de calamidades conexas.
4. Subcuenta Seguro Voluntario: Creada con el objeto específico de adquirir un seguro contra accidentes que ampare a los miembros Voluntarios de los Organismos de Socorro que formen parte del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (Cruz Roja Colombiana, Defensa Civil Colombiana y Cuerpos de Bomberos de Colombia y las demás organizaciones miembros del SNPAD)
5. Subcuenta Volcán Galeras: Creada para la administración de los recursos dispuestos por el Gobierno Nacional para la implantación del programa de reasentamiento de las comunidades establecidas en el área de influencia del Volcán Galeras.
6. Subcuenta Colombia Humanitaria: Creada para atender la emergencia ocasionada por el “Fenómeno de la Niña”, el cual afectó más del 90% del país (1060 municipios), impactó todos los sectores de la sociedad colombiana, especialmente los más pobres (cerca de tres millones de personas) y deterioró gravemente la infraestructura productiva, vial e institucional, mediante las fases de ayuda humanitaria y rehabilitación. 
7. Subcuentas San Andres y Providencia I y II: Creada por el Gobierno Nacional con el fin de apoyar el financiamiento de programas y proyectos de inversión para la atención de las necesidades que surjan por la ocurrencia de un hecho o circunstancia que genere un efecto económico y social negativo de carácter prolongado, así como para los recursos destinados al cumplimiento de programas estratégicos que para el efecto defina el Gobierno Nacional para el Archipiélago de San Andres y Santa Catalina

A lo largo de la historia del Fondo se han administrado alrededor de siete billones de pesos, destinados principalmente al manejo de desastres, pero también para el apoyo de la investigación y conocimiento del riesgo, la mitigación de sus probabilidades y el impacto de sus efectos en las comunidades vulnerables y afectadas, tanto a nivel nacional, como a nivel regional y local.

Entre los ejemplos de éxito más recientes, se destaca la inversión efectuada para la atención de las siguientes emergencias:

Colombia Humanitaria

Durante el 2010 y el 2011, producto del aumento extraordinario y sostenido de las lluvias, Colombia afrontó el mayor desastre natural de su historia reciente: el “Fenómeno de la Niña”. Según la CEPAL (2012), las pérdidas ascendieron a cerca 7.200 millones de dólares. 

La reacción del Gobierno Nacional fue unir esfuerzos con todos los sectores de la sociedad. Ello quedó demostrado, tanto en el espíritu del marco normativo y legal para atender la emergencia, como en la orientación político institucional del proceso, materializado en la creación de una estrategia denominada Colombia Humanitaria.

La subcuenta Colombia Humanitaria recibió aportes por un valor aproximado de cinco billones de pesos, administrados en los Fondos de Inversión Colectiva de Fiduprevisora, cuyos ordenadores del gasto eran directamente las entidades del orden nacional, las gobernaciones y las alcaldías, a quienes se les otorgó la facultad de adelantar la gestión por medio del régimen de contratación excepcional para mayor celeridad.

Avenida Torrencial Municipio de Salgar:

En mayo de 2015 una intempestiva creciente de la quebrada “La Liboriana” originó una avalancha que arrasó con parte del Municipio de Salgar. Fiduprevisora como vocera y administradora del FNGRD, y previa instrucción del ordenador del gasto del Fondo, elaboró los contratos destinados a la atención de la emergencia, y efectuó los pagos que tuvieron por objeto las siguientes actividades: 

1. Subsidios de Arrendamiento
2. Ayudas Humanitarias (Mercados, kits de aseo, kits de cocina)
3. Apoyo funerario
4. Convenio MinAgricultura – FNGRD para la activación el sector agrario y pecuario
5. Convenio Minvivienda – Fonvivienda para reubicación de viviendas

La anterior inversión superó los 17 mil millones de pesos, cuyos contratos se encuentran suscritos y en ejecución.

Plan de choque Costa Caribe (temporada seca):

Las condiciones secas y de “déficit hídrico” se han hecho evidentes en los últimos años, especialmente en los departamentos de la región Caribe. La menor disponibilidad de lluvias ha estado acompañada de menores niveles de ríos y quebradas y la presencia de altas temperaturas. 

Al 2 de agosto de 2014 se habían reportado 63 municipios con declaratoria de calamidad pública y un total de 52 municipios con problemas de desabastecimiento, siendo los más complejos la ciudad de Santa Marta en Magdalena y los municipios de Manaure, Maicao, Riohacha y Uribía en el departamento de la Guajira. 

Por los anteriores motivos en el Consejo de Ministros celebrado el viernes 25 de julio de 2015 en el municipio de Soledad, Atlántico,  se aprobó la necesidad de poner en marcha un Plan de choque para la Costa Caribe concertado entre el Gobierno Nacional, las Gobernaciones y las Alcaldías que atendiera las necesidades inmediatas de la población y pusiera en marcha acciones sectoriales de corto y mediano plazo. Teniendo en cuenta lo anterior, por intermedio del FNGRD se dispuso la ejecución de las siguientes actividades, para contrarrestar el déficit hídrico en la zona:

1. Habilitación o construcción de pozos y reservorios de agua
2. Adquisición de equipos de agua y saneamiento
3. Compra y alquiler de carro tanques, plantas potabilizadoras, motobombas
4. Asistencia Humanitaria de Emergencia – AHE
5. Distribución de agua segura de emergencia a través de carro tanques o sistemas masivos de distribución
6. Compra de semillas y alimentos para animales

La anterior inversión superó los 35 mil millones de pesos, cuyos contratos se encuentran suscritos, y en ejecución.

Conoce aquí otros proyectos en los que hemos participado

Compartir