Enlaces de Interés

 

Blog: ¡Cuide su dinero virtual!



Por: William Rincón.

 

Los recientes ciberataques virtuales, que afectaron más de 70 países, volvieron a mostrar que uno de los mayores peligros para nuestros bolsillos es nuestro propio celular. Sea cuidadoso y no crea en cantos de sirena.

La tecnología es y siempre será un arma de doble filo. Gracias al esfuerzo del sector financiero por digitalizar su portafolio de servicios, ahora los usuarios casi que pueden realizar cualquier transacción desde su celular. Claro, tamaño avance permite evitar largas filas, tiempo perdido y la posibilidad de algún robo. Pero también abre el espectro para que ladrones cibernéticos hagan de las suyas.

La noticia en las últimas semanas tiene que ver con un gigantesco ataque cibernético que afectó a decenas de países. Los piratas, como cualquier secuestrador, pidieron compensación económica por liberar la información que habían hurtado. Lo ocurrido se volvió tendencia y puso sobre la palestra pública términos complejos como el ‘ransomware’ o el ‘phising’. Aunque estos peligros suenan a película de ciencia ficción, los riesgos están mucho más cerca de lo que usted cree.

Vamos por partes. Lo ocurrido en las últimas semanas es una voz de alerta. Los delincuentes cibernéticos mostraron los dientes y demostraron que son capaces de penetrar en sistemas altamente protegidos. Al mismo tiempo, dejaron claro que puede acceder a la información privilegiada de casi cualquier usuario. 

El problema de fondo es que el camino que usan los atacantes no es tan sofisticado. Basta con la creación de un simple engaño (muchas veces hasta insólito) para que desprevenidos usuarios caigan y pierdan buena parte de sus recursos. Actualmente, la tendencia más peligrosa no tiene que ver con complejas estratagemas binarias. No. Son caminos tan comunes como las cadenas de WhatsApp, los que les dan ingreso a peligrosos atacantes a nuestras cuentas bancarias.

Las cadenas de mensajes son tan viejas como el mismo internet. ¿Recuerda a finales de los 90s las primeras cadenas absurdas de correos en Hotmail en las que le echaban una maldición del mismísimo Satán si no enviaba el correo a 20 personas? Bien, ahora recuerde la última cadena que le llegó y reflexione sobre lo que hizo con su dispositivo.

Para los delincuentes cada día es más fácil robar el dinero de las cuentas de ahorros de millones de incautos usuarios. ¿Cómo? Es de manual: crean una cadena con algo llamativo: - “Haga clic en este enlace para tener acceso gratis a Netflix por un año”. El usuario, ilusionado, cae en la trampa y hace clic en el vínculo. Ingresa a un sitio que parece legal, pero es fraudulento, y ¡oh sorpresa! le piden todos sus datos, incluyendo la clave bancaria. 

Así de fácil, cualquier usuario puede regalar un dato tan preciado como la clave que guarda buena parte de sus ahorros. Y si se mira en perspectiva, parece una estrategia tonta y podrá preguntarse ¿pero quién en sus cinco sentidos cae en estas cosas? Pues, infortunadamente millones de personas caen y pierden su dinero. 

Déjeme contarle que la firma de seguridad Cisco reveló que en lo corrido del 2015, Colombia sufrió pérdidas por alrededor de un billón de pesos debido a ataques cibernéticos de diversa índole, robo de información y fraudes informáticos.

¿Cómo se explica esto? Los usuarios consideran que son inmunes a estos ataques informáticos. Todavía existe esa convicción de que “eso no me pasará a mí”. Precisamente, esa confianza y desconocimiento son las dos armas más poderosas que tienen los atacantes para dejar en ceros sus cuentas de ahorros por un error tan simple como dar clic en un enlace desconocido.

La conclusión en simple: así el dinero este guardado en su cuenta, el celular es como la billetera, y seguramente usted no le mostraría su billetera al primer aparecido que se lo solicite en la calle. Así que, ¡cuide su dinero virtual, que es igual de valioso a los billetes físicos!

 
*Las opiniones de los blogueros no comprometen la posición editorial o la posición oficial de Fiduprevisora S.A.

Compartir