Enlaces de Interés



¿Cómo nos beneficia la reducción de tasas de interés de BanRepública?


En el último mes de 2016, los colombianos recibieron una buena noticia del Banco de la República que impactará, y de qué manera , en el bolsillo y en sus costumbres de consumo.

 

En la última reunión del banco emisor y la ultima de José Darío Uribe como gerente de la entidad, la junta decidió disminuir la tasa de intervención de 7.75% a 7.50%. 

Esta decisión tomó por sorpresa a los analistas que, en su mayoría, estimaban que la tasa se mantendría inalterada. Hasta noviembre pasado la postura de la política monetaria estuvo encaminada a controlar el fuerte incremento que habían presentado los precios de los bienes y servicios de la canasta familiar en lo corrido del año. 

Estas medidas, sumadas a otros factores, contribuyeron a que en agosto los precios, especialmente los del grupo de alimentos, empezaran a descender, lo cual dio un parte de tranquilidad al banco. Los expertos confían que este comportamiento continúe en 2017 para así poder cerrar el próximo año con una inflación que se ubique en el rango de 2% a 4% que es la meta de la entidad. 

Desafortunadamente esta política monetaria terminó por afectar de manera agresiva el crecimiento de la economía y en el tercer trimestre apenas se alcanzó un crecimiento de 1.2%. Dado lo anterior, el Banco de la República decidió bajar las tasas de interés y se espera que continúe haciendo estas reducciones graduales en el primer semestre de 2017 con el fin de estimular el consumo y así dar impulso nuevamente a la economía.

¿Cómo se verán beneficiados los colombianos de esta decisión? La reducción de tasas del Banco de la República permitirá que el resto de bancos reduzcan las tasas de los créditos, es decir, que estaremos pagando menos por los créditos de consumo, empresariales y tarjetas de crédito que tengamos. 

En un ejercicio práctico, esto significa que por cada $1.000.000 que debamos vamos a pagar $25.000 menos. Así, los colombianos se verán más motivados a realizar nuevas inversiones y, de esta forma, se generará más consumo, producción y empleo. Sin embargo, este efecto no se podrá percibir inmediatamente por lo que pasaran algunos meses antes de que empecemos a ver su  impacto en la economía.

 

Compartir