Enlaces de Interés



Desarrollo regional: el mayor logro del acuerdo de paz

Uno de los grandes beneficios de la implementación del Acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc es la posibilidad que tendrán las regiones para desarrollar grandes proyectos de infraestructura, cuyo objetivo será mejorar la calidad de vida de millones de colombianos.

El presidente Juan Manuel Santos viene insistiendo desde que se firmaron los Acuerdos de paz con las Farc que “los mayores beneficiados con el posconflicto serán las regiones”. Este beneficio, en la práctica, se traduce en proyectos de infraestructura que van a transformar la vida de millones de colombianos. Esta gigantesca renovación ya es una realidad.

Durante 2016 la Banca de Desarrollo – Findeter- logró aportar a la transformación de las regiones colombianas con la financiación de más de 370 proyectos en sectores como infraestructura y transporte; vivienda, agua y saneamiento básico; salud y educación; energía e innovación y TIC´s. Con esta gestión se beneficiaron las poblaciones de más de 160 municipios del país.

También se conoció que con el fin de incentivar e impulsar proyectos que mejoren la prestación de los servicios de salud, educación, agua potable y saneamiento básico; así como la realización de los planes viales y demás obras de infraestructura en las diferentes regiones del país, la Financiera del Desarrollo – Findeter pondrá a disposición de empresarios públicos y privados 50 millones de dólares, que podrán ser utilizados a través de sus líneas tradicionales de crédito de redescuento.

Las inversiones en las regiones tendrán impacto en la calidad de vida de esos colombianos que han visto como los estragos del conflicto armado hicieron que el desarrollo se detuviera por décadas dejando un rezago que debe ser combatido en la próxima década. En sus intervenciones, el presidente Santos ha venido invitando a los alcaldes y gobernadores para que presenten sus proyectos ante la Nación para generar un trabajo mancomunado y eficaz.

Tal es así, que el Alto Consejero Para Las Regiones, Carlos Eduardo Correa Escaf le hizo un llamado a alcaldes y gobernadores tanto de la región como de todo el país, para que los entes territoriales se conviertan en verdaderas “fábricas de proyectos”, en un trabajo conjunto con la academia y el sector privado.

El consejero recordó que desde 2012, cuando comenzó a regir el nuevo Sistema de Regalías que le da a las la regiones la oportunidad de manejar este tipo de recursos, resultó que no existían proyectos estructurados localmente para su ejecución y aunque con los años esta dinámica ha mejorado, aún falta avanzar.

“Mi gran recomendación para gobernadores y alcaldes, es que independientemente de si los proyectos son para ejecutar en el corto plazo, estos también puedan ser visionados a futuro, estructurados de tal manera que su continuidad sea garantizada, aún con la llegada de nuevas administraciones al final de cada período gubernamental”, señaló Correa Escaf.

El consejero recalcó hechos como por ejemplo la existencia de 1.5 billones de pesos del Fondo de Ciencia y Tecnología correspondientes al cuatrienio anterior, los cuales no han sido ejecutados por falta de proyectos, además de alrededor de 1.5 billones de pesos más disponibles para las siguientes vigencias, los cuales podrían ser muy bien invertidos por las regiones, siempre y cuando tengan proyectos bien estructurados.

Nuestro trabajo

En Fiduprevisora venimos trabajando en el desarrollo de las regiones desde antes de que se firmará el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc. Administramos recursos para la Unidad de Restitución de Tierras y además, participamos en los manejos de recursos para fondos de reinsertados en todo el país.

En cuanto a nuestro trabajo con la Unidad de Restitución de Tierras, en lo corrido de 2016, gracias a la gestión de la administración de los recursos de la Unidad de Restitución de Tierras por parte de Fiduprevisora, se han entregado compensaciones económicas a 9694 víctimas del conflicto. Cálculos de la entidad señalan que sólo este año se han distribuido más de $4.969 millones entre las víctimas de la guerra.

Compartir